"Vivir en el mundo sin conocer las leyes de la naturaleza es como ignorar la lengua
del país en el que uno ha nacido"


Hazrat Inayat Khan (místico musulmán sufí)
(ir a la pagina general)

- Ecofanatismo: miente que algo queda

En los últimos días hemos asistido a una demostración más del ecofanatismo más falso alimentado por múltiples revistas y webs pseudoecologistas y convertido en noticia por empresas mediáticas que no les importa si todo es falso. Me refiero a la información publicitada por las organizaciones ecofanáticas que titulan: "Monsanto a juicio por crímenes contra la naturaleza y la humanidad" (1) o "La empresa Monsanto será juzgada por crímenes de lesa humanidad y ecocidio" (2, 3).

Indagando sobre la noticia he encontrado una web que explica con toda claridad, y mejor que lo podría hacer yo, las falsedades que rodean semejante libelo. Por ello me he permitido traducir aqui dicho texto publicado por Kavin Senapathy en la revista Forbes on line (4).

"Monsanto a juicio por crímenes contra la naturaleza y la humanidad", titulaba The Ecologist el 6 de diciembre de 2015. Otros sitios web marginales dieron una noticia similar del llamado Tribunal Internacional Monsanto que tendrá lugar en La Haya en octubre del próximo año. Hasta el momento son pocos los medios de comunicación que han informado sobre esto porque no es un juicio real. Sin embargo, el grupo que organiza este tribunal está haciendo su mejor esfuerzo para pintar el evento como un juicio legítimo. Según explican en la web del grupo, el tribunal se basará en los "Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos" adoptados en la ONU en 2011, y evaluará la responsabilidad penal potencial sobre la base del Estatuto de Roma (sic) que creó el Tribunal Penal Internacional de La Haya en 2002".

Mientras que la verborrea suena oficial, este tribunal no se rige por las Naciones Unidas ni por la Corte Penal Internacional. En cambio, el grupo está utilizando las directrices para su juicio en un intento aparente de dar autenticidad a una reunión glorificadora del quién es quién entre los negadores de la ciencia y de la biotecnología, durante el cual, sin duda, encontrarán a su ausente acusado culpable.
La mayoría de los líderes del tribunal tienen una cosa en común: son parte de los intereses de movimientos pro-orgánicos y todos ellos satanizan a los creadores de Organismos Modificados Genéticamente. Estos cultivos creados con ingeniería genética moderna son más conocidos como "OMG", un término científicamente arbitrario porque la gran mayoría de los alimentos que se consumen, incluso los alimentos orgánicos, tienen sus genomas alterados en el campo o en un laboratorio con técnicas que van desde la conocida cría selectiva a la menos conocida hibridación cruzada que de forma muy poco natural fuerza el cruce entre organismos de diferentes especies o géneros para producir descendencia.

Los consumidores que pagan un precio enorme por los alimentos orgánicos tienden a pagarlos porque tienen miedo de los ingredientes creados con ingeniería genética y que están prohibidos en la agricultura ecológica. Muchos de estos consumidores también temen a los pesticidas sin saber que la agricultura ecológica también utiliza pesticidas.

Aunque la mayoría de los pesticidas sintéticos están prohibidos en la agricultura ecológica, se permite la mayoría de los "naturales" que son tan tóxicos como sus homólogos sintéticos. La industria del sector orgánico se encarga de desinformar a los consumidores sobre estos hechos para avivar el miedo. El miedo es su pan y mantequilla.

Entre los miembros del comité que manipulan el tribunal se incluyen Vandana Shiva, un líder en el movimiento anti-biotecnología, y Gilles-Éric Séralini, el científico francés ampliamente rechazado por la comunidad científica convencional, conocido por el infame y metodológicamente defectuoso estudio en el que alegaba que el maíz creado por ingeniería genética causaba tumores en ratas de laboratorio. Probablemente reconocerán la imagen omnipresente de unas ratas blancas deformadas; el documento afirmaba que había una relación causal del maíz transgénico y el glifosato (el ingrediente activo de Roundup) en el desarrollo de tumores en las ratas. Lo que mucha gente no sabe es que la raza de rata utilizada en el estudio es propensa a los tumores y las ratas control no se mostraban en la imagen de amplia difusión de las ratas llenas de tumores. El artículo, que fue rechazado por la revista original, fue posteriormente publicado no porque los revisores estuvieran de acuerdo con las conclusiones, sino para permitir que los datos fuesen accesibles a toda la comunidad.

Vandana Shiva, que se sabe que cobra $40.000 por una charla, es conocido por la falsa imagen de los agricultores indios víctimas suicidas del Gran Malo Monsanto que mostró en una rueda de prensa celebrada en París el 3 de diciembre.

En la conferencia de André Leu, presidente de IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica), la única organización paraguas internacional de los representantes de la industria orgánica, dijo sobre los objetivos del tribunal: "Lo que es muy importante para nosotros y por eso hemos elegido a Monsanto, es por hacer tanto mal al planeta."

No se equivoquen, este es un grupo de partidarios del movimiento pro-orgánicos blandiendo antorchas no modificadas genéticamente y horcas artesanales a la caza de un demonio maligno simbólico.
Leu atacó a lo que él se refiere como el glifosato "producto de la firma Monsanto" a pesar del hecho de que la patente del herbicida, que funciona mediante la interrupción de la vía metabólica del shikimato, un proceso biológico esencial en las plantas pero no en los animales, expiró en 2000 y ahora está comercializado por varias empresas en cientos de productos fitosanitarios. Si Monsanto es la bruja del campo biotecnológico, el glifosato es el brebaje de la bruja.

Leu, el propietario de un huerto de frutas tropicales orgánicas, se lamentó diciendo "tenemos cientos de estudios publicados en revistas con revisores que muestran que el glifosato es, probablemente, el agroquímico más peligroso jamás inventado". Contrariamente, el glifosato está ampliamente considerado como uno de los herbicidas más seguros para los seres humanos en exposiciones normales y es peligroso sólo para las malas hierbas.

La vía metabólica del shikimato, que es el blanco del glifosato, produce aminoácidos específicos en las malas hierbas. Sin la capacidad de hacer estos aminoácidos, las malas hierbas no pueden producir sus proteínas y mueren. Los agricultores obtienen una herramienta útil en su caja de herramientas agrícolas que incluye, además, a los cultivos modificados genéticamente.

Explicando que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) clasificó recientemente el herbicida como un probable carcinógeno, afirmó que "no hay un nivel seguro de glifosato", pero se olvidó mencionar que al igual que otros productos químicos que nos encontramos todos los días, el glifosato puede dañarnos a dosis muy altas, pero que, como principio fundamental de la toxicología "la dosis hace el veneno", el glifosato no nos hace daño, incluso a niveles más altos que los de los residuos en los alimentos. Además, el herbicida es más de veinticinco veces menos tóxico que la cafeína y no se le ha implicado en un sólo caso de cáncer en el mundo real (ver nota al final).

En la conferencia de prensa, el anfitrión presentó a la activista contra la biotecnología y proponente de la industria orgánica Vandana Shiva como una "heroína", quien declaró con cara seria, "la esclavitud no terminó debido a que los dueños de esclavos decidieron que debían renunciar a los esclavos". La comparación hiperbólica y ofensiva a la esclavitud no terminó ahí. "Veo lo que Monsanto ha hecho que no sólo es la esclavitud de la que nos deshicimos sino que está tratando de expandir la esclavitud a toda la vida sobre la Tierra" Shiva continuó condenando a los derechos de propiedad intelectual de Monsanto sobre las semillas patentadas.

Aunque la activista ha denunciado en repetidas ocasiones a empresas como Monsanto por mantener los derechos de propiedad intelectual sobre las semillas patentadas, que le llama el "monopolio de semillas", su afirmación es manifiestamente engañosa. Shiva, que promueve la agricultura orgánica, parece que no sabe que hay miles de variedades de cultivos patentados no creados con técnicas de ingeniería genética, muchas de las cuales pueden ser cultivadas y vendidas como orgánicas.

La historia del Monsanto Goliat demandando al agricultor David está tan omnipresente que el Tribunal no dudará en que desfile en su circo ... mm ... en su juicio. Si bien está generalizada la idea de que la empresa demanda a las granjas por la expansión de los cultivos, lo cierto es que los agricultores nunca han sido demandados por el crecimiento no intencionado en sus campos de semillas genéticamente modificadas.

Ronnie Cummins, director de la Asociación de Consumidores Orgánicos, uno de los grupos anti-transgénicos más tenaces de Estados Unidos, financiados en gran parte por la propia industria orgánica, se jactó de su camiseta de algodón orgánico "Millones contra Monsanto" durante la conferencia de prensa mientras se dirigía directamente a Monsanto diciendo "estáis intentando envenenarnos a todos con el fin de conseguir la maximización de vuestros beneficios". Una crítica falaz, la idea de que una empresa envenenaría a sus clientes desafía el sentido de negocio y sugiere un nivel de encubrimiento del gobierno que sólo los teóricos de la conspiración podrían fabricar.

Como dijo André Leu, Monsanto es un representante del mal, una bruja que simboliza los males del sistema de alimentos y, de camino, dar unos azotes a BASF, Bayer, Dow, DuPont y Syngenta juntos. Lo que el observador promedio no se da cuenta es que el lobby anti-biotecnología, dirigido en gran parte por los miembros del tribunal, crea una listón excesivamente alto basándose en los procesos de regulación que proponen ilógicamente evaluar cómo se crían las variedades de plantas, pero no su calidad o la seguridad. Las pequeñas y medianas empresas y el mundo académico no pueden obtener los fondos prohibitivos requeridos para la investigación y el desarrollo, por lo que los grupos anti-ingeniería genética ayudan a despejar el camino para los peces gordos, manteniendo a los pequeños jugadores fuera del juego.

La conclusión es que este tribunal no es un juicio, es un teatro de marionetas, un grupo de líderes anti-ingeniería genética convocados en un tribunal de engaño blandiendo reglas de la ONU y la CCI.

Referencias
1. http://www.theecologist.org/News/news_round_up/2986570/monsanto_on_trial_for_crimes_against_nature_and_humanity.html
2. http://diarioecologia.com/al-fin-monsanto-sera-juzgada-por-crimenes-de-lesa-humanidad/?doing_wp_cron=1449589344.2671830654144287109375
3. (no poner si hay otros) http://videos.telesurtv.net/video/480064/monsanto-ses-acusada-de-ecocido-por-desarrollar-y-vender-glifosato
4. http://www.forbes.com/sites/kavinsenapathy/2015/12/07/no-monsanto-is-not-going-on-trial-for-crimes-against-humanity/

Nota final
¿Porqué tanta guerra sin sentido contra el glifosato? La IARC lo clasifica en el grupo 2A de peligrosidad carcinogénica, pero deberían saber que en el grupo 1, el grupo de mayor peligrosidad, se encuentran las bebidas alcohólicas, el tabaco y las carnes procesadas (salchichas y otras). Pero ¡ay! o no estamos dispuestos a vivir sin ellas o detrás de ellas no se encuentra ninguna multinacional contra la que luchar.

1 comentario:

  1. Gracias por llamar mi atención sobre este artículo!
    Sabes esto sitio Web: http://www.skepticalraptor.com/skepticalraptorblog.php/science-gmo-safe/

    ResponderEliminar